La piel sensible

sensible

La piel sensible es una piel reactiva y con baja tolerancia a las agresiones externas. Este cutis suele presentar un aspecto terso y luminoso en la juventud, libre de impurezas o granitos, pero una vez comienzan a cumplir años, desarrollan todos sus síntomas de hipersensibilidad.

Nosotros proporcionamos el cuidado espécifico a cada tipo de piel con la seguridad que nos da nuestra profesionalidad y experiencia en este campo.