Tratamiento circulatorio

Las personas de mediana edad, especialmente las mujeres, presentan molestias en las piernas. Por ejemplo: varices, dolor, pesadez, fatiga... creada por problemas existentes en la circulación periférica de tipo venoso.

Cada vez que movemos las piernas comprimimos los músculos de forma que las venas son comprimidas teniendo la sangre circular alejada de las zonas comprimidas.

Las venas tienen válvulas y estas están colocadas de una manera que la sangre solo puede desplazarse en un sentido, de cabeza al corazón, de esta manera; cada vez que una persona mueve las piernas o pone tensos los músculos cierto volumen de sangre es impulsada hacia el corazón y la presión de las venas de la parte inferior del cuerpo disminuye. Este sistema tiene el nombre de Bomba “Venosa”.

Si la persona está de pie totalmente quieta la bomba no trabaja y la presión venosa de la parte baja de la capa puede elevarse.

circulatorio

Por este motivo las piernas se hinchan y el volumen sanguíneo disminuye durante el embarazo, aquellas personas que pasan mucho tiempos de pie las venas sufren una gran distensión por contener un volumen excesivo de sangre durante mucho tiempo, llegando a dilatarse y abrir las válvulas del sistema nervioso y es cuando se forman las varices o venas varicosas.

Tratamiento con masaje circulatorio, presoterapia, drenaje manual método Vodder

Que es el método Vodder?

En el año 1932, el doctor Emil Vodder y su mujer, la doctora Estrid Vodder, comenzaron a tratar mediante un masaje especial los ganglios hinchados con excelentes resultados. Así se gestó y nació el drenaje linfático manual a través del método original de Vodder. La propagación y el desarrollo de este método de tratamiento a partir de 1936, cuando alcanzó a gran cantidad de profesionales europeos, no solo de la medicina, sino también de otros campos. Se empezaron a interesar cirujanos maxilo-faciales, dentistas, médicos naturistas, masajistas y esteticistas.

La linfa es uno de los líquidos nobles que conforman nuestro organismo. Depura los tejidos orgánicos, llegando a ser considerada un verdadero “mar interior” donde viven y se interrelacionan nuestras células y que representa aproximadamente el 15% del peso corporal. El drenaje linfático manual es una especialidad de masaje que actúa directamente sobre el sistema linfático, responsable de eliminar toxinas y mantener en forma el sistema inmunitario. Se realiza en todo el cuerpo para estimular la circulación en general, con especial dedicación en los sitios más afectados con hinchazón (edemas), como pueden ser las piernas, los brazos, el abdomen, el pecho y la espalda.